Bodas.net

La caza

Al final de las caballerizas, se encontraba la casa de los caseros. Esta pequeña dependencia de dos plantas es la que más refleja el vivir cotidiano del campo gallego. El nombre de La Caza le viene porque desde ella se contemplan los montes a donde se salía a cazar.

Las instalaciones actuales incluyen una acogedora "lareira", el hogar de antaño, una habitación en la planta baja y dos en la planta superior. Ideal para familias con niños ó un grupo de parejas.

Las habitaciones están en colores cálidos, rememorando el sentido hogareño de las dependencias.